Miércoles, 20 Junio 2018
A+ R A-

LEPIB

CARACTERÍSTICAS QUE SE ESPERA DESARROLLEN LOS FUTUROS MAESTROS

Además de los rasgos deseables que se pretende promover en todos los maestros de educación primaria, se espera que con esta propuesta aquellos que trabajen con las niñas y los niños indígenas cuenten con las habilidades, los conocimientos y las actitudes que se señalan a continuación:

A) El dominio de la lengua indígena. El conocimiento de una lengua no se reduce a saber hablarla. Para el caso de las lenguas indígenas implica aprender a escribirlas y promover su uso y ampliación de funciones, tanto de manera oral como escrita, en distintos contextos y situaciones comunicativas. Para ello, se promoverán en los estudiantes competencias comunicativas en las lenguas indígenas involucradas en el proceso formativo, lo cual implica ejercer, de manera sistemática, las habilidades para comprender lo que se escucha y lee, así como para expresarse de manera correcta de forma oral y escrita. Asimismo, es necesario que los estudiantes reconozcan que, de acuerdo con los ámbitos, el uso del lenguaje sigue patrones y reglas sociales y culturales específicas. Para lograr lo anterior, en la escuela normal se favorecerá el uso de las lenguas indígenas con fines comunicativos, lo cual contribuirá a su presencia y promoción. Para el tratamiento pedagógico del campo es necesario que los estudiantes se apropien de los conocimientos referidos a la relación cultura-lengua-educación

B) El reconocimiento y valoración de los saberes y conocimientos construidos histórica y culturalmente por los pueblos y comunidades indígenas. Durante los estudios de la licenciatura los futuros profesores reconocerán que existen concepciones propias de las comunidades indígenas sobre el mundo y la vida, las cuales se expresan de distintas maneras; al hacerse conscientes de ello podrán articular esos referentes para el diseño de estrategias de enseñanza y aprendizaje, así como para promover y favorecer su reconocimiento y presencia en el diálogo con otras comunidades culturales y lingüísticas. En este sentido, los estudiantes valorarán el papel e importancia de pertenecer a una comunidad cultural y lingüística, y la forma en que ello incide en el aprendizaje de los niños y en la conformación de identidades socioculturales y lingüísticas diferenciadas. Se espera que a través de estos procesos generen mejores condiciones para que los niños y las niñas indígenas se desarrollen en ámbitos escolares que favorezcan la construcción de sus identidades socioculturales y lingüísticas de manera que tengan como resultado mejoras en el aprendizaje.

C) El conocimiento de las características y estructura de las lenguas indígenas. El proceso de formación inicial se realizará teniendo como base las propias formas y estructuras de significados que cada una de las lenguas posee, combinando el análisis de los aspectos gramaticales particulares con la revisión de estrategias didácticas orientadas al aprendizaje reflexivo de las características formales de las lenguas, en situaciones de comunicación reales. Lo anterior favorecerá la comprensión de las estrategias que involucra la enseñanza de la lengua indígena en la escuela primaria.

D) La comprensión de los procesos que se conjugan para la enseñanza y el aprendizaje de una segunda lengua. El estudio y la reflexión sobre los procesos individuales que siguen los niños para el aprendizaje de una segunda lengua, y sobre los procesos que se desarrollan en el ámbito familiar y comunitario en este mismo sentido, contribuirán a que los futuros maestros sean más sensibles al reconocimiento de las habilidades bilingües de los niños y de su desempeño escolar. Se espera que, al considerar las características de bilingüismo de los contextos de los que provienen los niños, los estudiantes reflexionen sobre las implicaciones pedagógicas que tiene contribuir al aprendizaje de una segunda lengua, sea ésta la lengua indígena o el español.

E) La competencia didáctica. Con base en el conocimiento que logran los estudiantes normalistas en relación con los procesos que se conjugan para la enseñanza y el aprendizaje de una segunda lengua, se espera que sean capaces de seleccionar, diseñar y aplicar estrategias y recursos que contribuyan al desarrollo de las habilidades comunicativas en la primera y la segunda lengua de los niños y las niñas indígenas; así como de organizar el trabajo en el grupo considerando las diferentes condiciones socioculturales y lingüísticas que se presentan en las aulas de la escuela primaria, sobre todo en escuelas multigrado. Lo anterior implica partir de formas de trabajo que tomen en cuenta los estilos de aprendizaje y comunicativos que tienen los niños.

 

Es necesario insistir en que la formación inicial que reciben los estudiantes en la escuela normal debe contribuir al estudio y al aprendizaje permanentes, tanto en los aspectos relacionados con la formación general de todo profesor de educación primaria como en los que corresponden a la formación específica.

CAPACIDAD DE PERCEPCIÓN Y RESPUESTA A LAS CONDICIONES SOCIALES DEL ENTORNO

Precia y respeta la diversidad regional, cultural, y étnica del país como un componente valioso de la nacionalidad, y acepta que dicha diversidad estará presente en las situaciones en las que realice su trabajo.

Valora la función educativa de la familia, se relaciona con la madres y los padres de los alumnos de manera receptiva, colaborativa y respetuosa, y es capaz de orientarlos para que participen en la formación del educando.

Promueve la solidaridad y el apoyo de la comunidad hacia la escuela, tomando en cuenta los recursos y las limitaciones del medio en que trabaja.

Reconoce los principales problemas que enfrenta la comunidad en que labora y tiene la disposición para contribuir a su solución con la información necesaria, a través de la participación directa o mediante la búsqueda de apoyos externos, sin que ello implique el descuido de las tareas educativas.

 

Asume y promueve el uso racional de los recursos naturales y es capaz de enseñar a los alumnos a actuar personal y colectivamente con el fin de proteger el ambiente.

IDENTIDAD PROFESIONAL ÉTICA

Asume, como principios de su acción y de sus relaciones con los alumnos, las madres y los padres de familia y sus colegas, los valores que la humanidad ha creado y consagrado a lo largo de la historia: respeto y aprecio a la dignidad humana, libertad, justicia, igualdad, democracia, solidaridad, tolerancia, honestidad y apego a la verdad.

Reconoce, a partir de una valoración realista, el significado que su trabajo tiene para los alumnos, las familias de éstos y la sociedad.

Tiene información suficiente sobre la orientación filosófica, los principios legales y la organización del sistema educativo mexicano, en particular, asume y promueve el carácter nacional, democrático, gratuito y laico de la educación pública.

Conoce los principales problemas, necesidades y deficiencias que deben resolverse para fortalecer el sistema educativo mexicano, en especial las que se ubican en su campo de trabajo y en la entidad donde vive.

Asume su profesión como una carrera de vida, conoce sus derechos y obligaciones y utiliza los recursos al alcance para el mejoramiento de su capacidad profesional.

Valora el trabajo en equipo como un medio para la formación continua y el mejoramiento de la escuela, y tiene actitudes favorables para la cooperación y el diálogo de sus colegas.

 

Identifica y valora los elementos más importantes de la tradición educativa mexicana; en particular, reconoce la importancia de la educación pública como componente esencial de una política basada en la justicia, la democracia y la equidad.